14 de julio de 2013

Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes.



Hoy retomo una entrada que escribí hace dos años en mi blog sobre París, donde contaba algunas de las experiencias vividas durante mi Erasmus:

"A principio de curso me quedé flipada con todas las actividades que podían hacerse en la Universidad y por eso intenté inscribirme en el mayor número posible de cosas. Desde Octubre formo parte de la ATD (Asociación de Teatro de Dauphine) y apuntarme ha sido una de las mejores cosas que podría haber hecho; ya no solo por lo mucho que me ha ayudado a mejorar el francés sino por lo bien que nos lo hemos pasado todos estos meses preparando nuestra obra de teatro con tantas ganas.
La gente que hace teatro es, por lo general, más sociable y abierta que el resto y, gracias a ellos, fue fácil para mí sentirme cómoda en ese grupo que ya es como una familia. Los primeros días dudaba; no sabía si quedarme en la asociación sería lo mejor, ya que me costaba muchísimo entender las cosas, o hacer improvisaciones en otro idioma, memorizar textos,... Pero desde siempre me animaron a quedarme (sobre todo el director, al que adoro) y nunca se quejaron por una mala pronunciación o una reacción lenta. Desde el principio me apoyaron y me acogieron enormemente y me alegro de que lo hayan hecho porque, si me hubiera ido, me hubiera perdido todo lo que vendría después.
El 13 y 14 de Mayo de 2011 tuvo lugar la representación de nuestra obra de teatro en un gran anfiteatro de la Universidad que, para nuestra sorpresa, se llenó bastante. El público fue caluroso (a mí incluso me esperaba una sorpresita muy romántica entre las butacas!!) y al terminar recibimos muchos elogios. El segundo día la cosa se torció un poco ya que ocurrieron pequeñas catástrofes: la música no funcionaba por momentos, alguien rompió un vaso que estalló en mil pedazos en el escenario,etc... Pero supimos salir adelante y yo, en mi papel de criada, tuve que salir con la escoba a recogerlo todo, sin que nadie sospechase que no estaba en el guión...
A pesar de todo, la sensación fue buena y todos nos quedamos muy contentos con nuestro trabajo. Aunque el año académico ya haya terminado, nos seguimos reuniendo para hacer barbacoas, jugar al Trivial o salir a tomar algo. Ha sido la primera vez que he hecho "teatro de verdad" y no se me ocurriría un grupo de gente mejor para esta primera experiencia más o menos seria con la dramaturgia."

Es increíble todo lo que ocurre cuando sales de tu zona de confort... Arriesgarse siempre es una buena opción.


2 comentarios:

  1. mi piace!
    (Soy picha loca)

    ResponderEliminar
  2. No Podría estar más de acuerdo con esa última frase... el que no arriesga no gana.. y te diré algo más...

    La belleza de lo difícil... reside en su propia dificultad ;)

    ResponderEliminar