24 de febrero de 2013

Para todos los que estáis lejos

(Warning - La siguiente entrada sobrepasa los niveles recomendables de cursilería)





Si por algo se caracteriza este año es por la cantidad de personas que están lejos. Parece que todos mis amigos se han puesto de acuerdo para marcharse, ya sea por trabajo, por estudios o porque, simplemente, viven en otro sitio. Gracias a las redes sociales y al teléfono sigo en contacto con todos ellos, pero soy consciente de que no les dedico todo el tiempo que me gustaría. Llevaba días queriendo hacer una mención especial a toda esta gente.

Cualquier relación se deteriora cuando hay distancia de por medio; cuando dos personas se separan, empiezan a tener otra vida paralela en su nuevo destino, con nuevas personas y nuevos hábitos. Pero no es algo malo que esto ocurra; no me gustaría que mis amigos estuvieran en el mismo lugar siempre, tampoco yo. Es genial que puedan irse y vivir nuevas aventuras. Irremediablemente terminas por sustituir su compañía, pasando tiempo con personas que van apareciendo en el camino y dedicándote por entero a lo que tienes aquí y ahora. Pero de los de verdad nunca te olvidas, por muy lejos que estén. Supongo que a lo largo de mi vida volveré a pasar por esto muchas veces, de ahí viene esta reflexión.

Por los mensajes que me alegran el día, por las batallitas contadas por wassap, por las horas en Skype sonriendo como una tonta, por los emails desde el medio del océano, por las cartas que hacen preguntarse al cartero si vivimos en este siglo, por las postales, por las llamadas inesperadas, por las palabras bonitas antes de irme a dormir... Por todo eso, os dedico esta entrada:

¡Hola!

Tú ya sabes quién eres, ¿verdad? Seguramente te has sentido identificado con alguna de las cosas mencionadas arriba. 
Siempre desconfié de las nuevas tecnologías, siempre critiqué el altísimo grado de dependencia de las telecomunicaciones que tenemos en esta era, y sin embargo, no me imagino cómo podría vivir tranquila sin saber, semana tras semana, que estás bien y que sigues al otro lado.
Yo creo que además de carne y hueso, estamos hechos de recuerdos. Creo que una persona, en un momento dado, no es más que la confluencia de todo lo que ha vivido y de cada pequeño paso que ha dado antes. Y yo soy como soy por todo lo que he compartido contigo. Tú también eres parte de mí.
Me levanto cada mañana con una sonrisa porque me acuerdo de toda la gente que me quiere, y vivo mi día a día teniéndote presente, aunque no te vea. 
¿Sabes? No te prometo que vayamos a estar en contacto con mucha frecuencia, pero te aseguro que cada noticia tuya me hará feliz. No te prometo preguntarte repetidas veces si te va bien o si tienes algún problema, pero estaré encantada de cogerte el teléfono para escucharte. No te prometo preguntarte a diario si necesitas algo de mí, pero si me pides ayuda, nada me gustará más que echarte una mano. No prometo acordarme de las fechas especiales, pero ten claro que cualquier día será especial si tú me escribes. Y, sobre todo, no te prometo que no vaya a abrirle mi corazón a nuevas personas, pero te prometo que siempre habrá un hueco en él para tí, que estará esperando hasta que volvamos a vernos. Y, cuando eso ocurra, estaré encantada de regalarte mi tiempo, otra vez.

Con cariño a todos mis trotamundos.

5 comentarios:

  1. B-R-A-V-O !!! eres una fenómena ;) te quierooooo
    (Ana Mifei)

    ResponderEliminar
  2. Cada entrada que escribes es especial. Con esta última me siento totalmente identificada, puesto que acabo de regresar de un Erasmus y además, también en París :) y así llegué a tu blog que me ayuda un montón.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Tu entrada me ha tocado la fibra sensible. El miércoles me marcho a UK durante bastante tiempo para aprender el idioma y trabajar y la verdad es que empiezo a estar sensiblona ahora :(. Tu entrada me ha hecho reflexionar muchoooo

    ResponderEliminar
  4. Afortunados tus amig@s, aunque estén lejos ;)

    ResponderEliminar
  5. Eres increíble! sé que ya te lo dije muchas veces, pero me siento muy afortunada por haberte conocido y tener la oportunidad de compartir mi vida contigo! te quiero jundi, gracias!

    ResponderEliminar