21 de junio de 2012

Salvaterra de Miño

























Un examen que hice hace poco en la escuela oficial de idiomas consistía en dar consejos a un compañero para combatir el estrés: hacer deporte, ponerse metas alcanzables, dormir bien,... Vamos, lo típico. Se ve que lo hice bien porque, al final, aprobé.
Pocos días después tuve que lidiar con una migraña insoportable que era, sin duda, fruto del estrés. No estaba haciendo ninguna de las cosas que le había recomendado a mi "amigo imaginario". Y, haciendo recuento, descubrí que hay muchísimos consejos que doy a otras personas y no aplico a mí misma. Me asaltó un fuerte complejo de vaga. Y es que hay tantas cosas que sabemos que deberíamos hacer y no hacemos, que decimos a los demás que hagan y no somos capaces de aplicarnos el cuento a nosotros mismos...
Así que, en vez de dejar de dar consejos que yo jamás seguiría, empecé a hacer esas cosas que recomendaría...

...Y os recomendaría este paseo en bici al lado del río, en Salvaterra. ¡Qué tranquilidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario