9 de abril de 2012

¡Mmm! Las probaría todas...




Cuando me fui a mi piso de estudiante creí que por fin aprendería a hacer recetas riquísimas y dedicaría mucho tiempo a experimentar en la cocina, pero no fue así. Como tenía que hacer la comida para mí sola (algunas veces también para mi compañera) caía en la rutina y siempre hacía lo mismo, por pereza. Además, cuando invitaba a amigos a cenar siempre querían cocinar ellos y yo encantada, por supuesto; probé comida africana, mexicana, alemana, japonesa... ¿Quién no quiere tener invitados así?

Siempre digo que la cocina es un arte y también es entretenido y que debería dedicar al menos un día a la semana a probar a hacer cosas nuevas... El día que lo cumpla, os avisaré (hay tantas cosas apuntadas en mi lista de "Una-vez-a-la-semana" que no hago...).

Admiro a mi amiga Cecilia: cuando se presenta en casa de alguien o tiene que hacer un regalo siempre lleva un postre. Cada vez busca una receta diferente en internet y se pone manos a la obra, siempre le quedan riquísimos.

¿Y todo este rollo sobre cocinar, a qué viene? Pues a que he descubierto un blog de recetas y, viendo solamente las fotos, se me ha hecho la boca agua. Echadle un vistazo a Las Aventuras de Teresita si sois amantes de la buena comida y, si no, también. Lo tengo en mis favoritos por si un día me armo de paciencia y me pongo el delantal.

1 comentario:

  1. A ver si pronto te pones ese delantal y nos enseñas los resultados!!! Anímate! :D

    Saludos,

    ResponderEliminar