11 de marzo de 2012

Siempre a la última


La gente que sigue la moda a rajatabla (si es que existe) es una pringada... Es decir, hace un año se llevaban los colores fluorescentes y esta primavera vuelven los tonos pastel; me alegro de no haberme gastado el dinero en aquellas chaquetas de payaso que hoy solo me servirían como disfraz de Carnaval. ¿Por qué no llevar esas prendas que nos gustan universalmente pase lo que pase a nuestro alrededor y no aquellas que nos dicen que nos sientan bien? 

Mi ejemplo favorito son las zapatillas Converse; nuestros padres ya las utilizaban pero hace seis años, aproximadamente, volvieron pisando fuerte (nunca mejor dicho) y, desde entonces, nunca dejé de utilizarlas. Me gustan: son cómodas, variadas, sencillas... Es cierto que las All Star no están al alcance económico de cualquiera pero existen marcas muy asequibles (me refiero a las que en verdad son bonitas, porque de algunas imitaciones mejor no hablar) y en todos los diseños que puedas imaginar. También puedes, como yo, coserles botones o adornos, pintarlas, etc. Las posibilidades son infinitas. Llevo usándolas desde los quince años y creo que nunca me cansaré de ellas (¡aunque nunca digas nunca!). El caso es que me encantan esas cosas que duran en el armario porque siempre encuentras un momento para ponértelas. 

People who keep fashion to the letter (if they exist) are wretch... I mean, one year ago fluorescent colors were trendy and this spring pastel colors return; I'm happy that I didn't buy those clown jackets because today they would only be useful as a carnival costume. Why don't we wear those garments we like always, no matter what happens around, instead of wearing those ones which people say us to wear because they look nice?

My favorite example are Converse canvas; our parents already wore them but six years ago they returned making a big impact and, since then, I've never stopped wearing them. I love them: they're confortable, assorted and simple... Maybe All Star canvas aren't affordable to everybody but other brands exist and they are also assorted. You can also sew on some buttons, paint them, etc. The possibilities are infinite.
I've been wearing them since I was 15 years old and I don't think I'm never stopping wearing them (but you never know...). To summarize, I love that clothes that last in your wardrobe because you find always the right moment to wear them.

2 comentarios:

  1. Yo no voy nunca a la moda, visto como me gusta

    ResponderEliminar
  2. La gente hace cosas muy raras...precisamente hoy pensaba en lo raro que visto yo y en que me vería muy ridícula con lo que lleva la mayoría de la gente ultimamente,al menos en mi uni: leggins, pantalones muy cortos, camisetas y camisetas y chaquetillas, moños y gafa pasta...pero con lo que me ha costado encontrar mi estilo no estoy dispuesta a dejarme llevar mientras me sienta cómoda conmigo! Gracias por tu coment, por cierto, mi blog ultimamente ha perdido algo y son palabras como las tuyas las qu eme dan ánimos!

    ResponderEliminar