15 de febrero de 2012

La hay donde quiera que vas...

Esta canción, que me enseñaron en el colegio, ha estado rondándome la cabeza todo el día:

"Esta mañana de paseo
con la gente me encontré
al lechero, al cartero,
al policía saludé.

Detrás de cada ventana
y puerta reconocí
a mucha gente que antes
ni si quiera la vi

Viva la gente
La hay donde quiera que vas
Viva la gente
Es lo que nos gusta más
Con mas gente a favor de gente
En cada pueblo o nación
Habría menos gente difícil
Y mas gente con corazón

Dentro de cada uno
hay un bien y hay un mal
No dejes que ninguno
ataque a la humanidad
Ámalos como son,
y lucha porque sean
Los hombres y las mujeres
que ¿Dios? quiso que fueran

Dentro de las ciudades
y también del interior
Los vi como un ejército
cada vez mayor
De pronto me di cuenta
de una gran realidad,
Las cosas son importantes
pero la gente lo es más"





Me gusta mucho. Sé que suena demasiado a catequésis pero tiene razón en lo que dice: la gente está por encima de todo y es lo que más importa. No seríamos nadie sin todas esas personas que nos acompañan cada día.

Hace tiempo iba a una panadería en la que la dependienta siempre me preguntaba cosas: '¿Qué tal?', '¿Adónde vas tan preparada?', '¿Por qué tienes esa cara de sueño?' y la verdad es que no siempre me apetecía contestar. Hubo un día en que mi humor era pésimo y al pensar en encontrarme con la panadera preguntona me dieron ganas de ir a otro establecimiento, pero entré de igual forma. Resultó que conversando con ella y riéndome con sus gracias mi estado de ánimo cambió de repente y salí de la panadería sonriente y relajada. Me di cuenta entonces de lo impertinente que había sido con ella y de que sus intenciones eran las mejores.

También hace poco descubrí que cuando tengo un día de perros en los que pienso 'No quiero ver a nadie' lo mejor que puedo hacer es, precisamente, lo contrario: salir a la calle y estar con mis amigos. Nunca sabes con quién te vas a encontrar, qué vas a aprender o de qué te vas a reír. Ahora lo tengo claro, cuanto más tiempo te aísles más tiempo estarás alargando tu tristeza. El ser humano es un animal social.

1 comentario:

  1. Prepárate para que sientas, prepárate para que sientas...! A ver si socializamos un poco en unas semanas a mi vuelta de Holanda.

    ResponderEliminar